Como es de público conocimiento, el viernes 8 de marzo, falleció el Defensor Oficial, Dr .Federico Forgione de 40 años, a raíz de un paro cardiorespiratorio. El hecho ocurrió en horario de trabajo, en la Sala de Audiencias de la ley 9040, primer subsuelo del Palacio de Tribunales de la ciudad de Mendoza y las circunstancias del caso dejan serias y graves dudas sobre los recursos de los que dispone el Poder Judicial para atender situaciones de emergencia.

Según todas las versiones de los testigos presenciales, la demora en la atención médica, tanto del personal propio del Poder Judicial, como de la asistencia pública, habrían sido determinantes del deceso. Esto, además de encender una alerta roja sobre el sistema de asistencia con el que debe contar un ámbito de las dimensiones humanas y estructurales como el Palacio de Justicia y demás edificios, exige una investigación exhaustiva por parte de la Corte, que deslinde y determine las responsabilidades del caso.

Exigimos, pues, que se proceda con la urgencia y la transparencia necesaria, y que no se evadan las responsabilidades tanto personales como institucionales, procediendo la Corte a una rápida respuesta en cuanto a las mejoras en las condiciones de trabajo, y la debida información como corresponde a una institución republicana y a la gravedad de los hechos.

 

 

 

Compartir
Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial