Presentación:

En el marco de la emergencia sanitaria por el COVID-19, la Suprema Corte (SC), el Ministerio Público Fiscal (MPF) y el Ministerio de la Defensa Pública (MDP), han emitido acordadas-resoluciones con el fin de organizar el trabajo presencial, el teletrabajo y la guardia pasiva.

Estos cambios en las condiciones laborales, en esta circunstancia especial, requieren del trabajo de monitoreo del gremio a fin de garantizar la defensa de los derechos de los trabajadores y trabajadoras, obviamente con la mirada puesta en la ciudadanía en general y el derecho a la justicia que la hora reclama.

En estas circunstancias las condiciones de trabajo se modifican, y la función sindical de acompañamiento y defensa de derechos continúa incorporando otros medios.

Por ello la Asociación Gremial de Empleados y Funcionarios del Poder Judicial decidió realizar una encuesta, a fin de obtener una foto instantánea de los principales temas y problemas, en lo sanitario y laboral, que el trabajo organizado en esta nueva situación por la SC, el MPF y MDP, está generando en los y las trabajadores judiciales. A continuación, detallamos los objetivos principales:

  • Relevar la situación en la que nos encontramos en toda la provincia: las problemáticas, dificultades que los/las trabajadores/as están atravesando
  • Generar un diagnóstico y elaborar propuestas alternativas de solución.
  • Monitorear y defender los derechos de los y las trabajadores.

Ficha técnica: Se realiza un estudio sincrónico utilizando una encuesta de oportunidad, aleatoria y auto administrada, de carácter anónima.   Se utilizó un formulario Google con opciones múltiples y preguntas abiertas.  Se suministró por WhatsApp a la lista de distribución gremial, a ello se sumó la sugerencia de reenviar a los compañeros de trabajo.  Se dio un plazo de 72 hs. para completar. Se receptaron 231 respuestas. Con los límites y posibilidades que este tipo de trabajos conlleva, detallamos los datos obtenidos.

Los resultados de la encuesta son confrontados con las evidencias recogidas de la observación directa realizada por los compañeros de la Comisión directiva de nuestro Gremio que realizan recorridos semanales por los lugares de trabajo, protocolo mediante, registrando e intentando solucionar temas y problemas.

Los datos emergentes de la Encuesta, contrastados con los de la observación directa más el análisis de las acordadas, nos permite realizar una triangulación, dando así mayor nitidez al fenómeno bajo estudio.

 RESULTADOS:

  • 1 LUGAR DE TRABAJO Y EDAD de los encuestados que respondieron:

La mayoría de los que respondieron trabajan en la Suprema Corte y en la 1ra circunscripción. Respecto a las edades varían, manteniendo porcentaje relativo mayor las respuestas obtenidas de los grupos de 41 a 50 años, seguido por 31 a 40 y más de 50.

  • FORMA DE TRABAJO que están desarrollando a partir del 2 de abril.

Un 15 % de las/los trabajadores realizan tareas presenciales, un 25% teletrabajo y la mayoría (60,6%) se encuentra en guardia pasiva.  Respecto de esta distribución, un 53 % refiere no haber sido consultado sobre el tipo de trabajo a realizar.

 

  • TRABAJO PRESENCIAL

3.1 Las respuestas indican que la mayoría cumple el horario habitual (58.8%) y un menor porcentaje una carga menor (32.4%).  Focalizando en el 8,8 % que indica tener horario mayor encontramos a los trabajadores de distintas dependencias de la SCJ y del MPF: Oficina Fiscal, OGAP del Tribunal Penal, Juzgado Penal Colegiado, entre otros.

Al consultarlos sobre los días trabajados la mayoría (58.8%) contesta que trabaja algunos días, no todos.

3.2 En la acordada 29.508 punto 4 se indica “Disponer que los jueces, funcionarios y agentes del Poder Judicial cumplirán sus funciones en forma de teletrabajo, salvo las personas que deban cumplir con el servicio presencialmente”.  En los anexos ubicamos que en algunos casos se determina una cantidad de empleados por oficina (en algunas 3 , 4 o 5; en otras se autorizan hasta 10 en grupos de 4 y en otras se deja a consideración de los administradores, siempre cumpliendo el distanciamiento físico).

En las respuestas observamos que se registran más de 5 empleados en: Tributario, Paz y Contravencional, Juzgado de Familia; SC sin especificar, Unidad de control de Privación de la libertad, Juzgado Penal Colegiado, Juzgado de Familia, Gestión Judicial de Familia, Cuerpo de Mediadores, Dirección de Registros Públicos.  Confrontado con la observación presencial directa sindical se registra que Penal y el Gejuas serían los sectores más complicados respecto a la distancia social obligatoria.

 Por lo cual debe ponerse especial atención y garantizar que se cumpla el distanciamiento.

3.3 Atención a personas físicas. Un 52.9% de las/los entrevistados manifiesta estar atendiendo público en sus puestos de trabajo. Esta situación requiere un mayor control de las condiciones en las cuales esta atención se lleva a cabo, a fin de contar con las medidas que permitan evitar contagios.

Quienes están en esta situación provienen fundamentalmente de: Juzgado Penal Colegiado, Cuerpo de Mediadores, MECC, Laboral, Cuerpo Médico Forense, Juzgado de Familia, MPF Oficina Fiscal, DDHH, OGAP Tribunal Penal, Unidad de control de la Privación de la Libertad, Juzgado de Paz.

3.4 Condiciones sanitarias. «…este Poder se encuentra en el deber de instrumentar un conjunto de medidas extraordinarias destinadas a asegurar la protección sanitaria de sus trabajadores y de la comunidad, que concurre a los Tribunales, sin que ello implique la imposibilidad o restricción de poder acceder a la jurisdicción ante situaciones de urgencia o riesgo o que no admitan demora o medidas que de no practicarse pudieren causar un perjuicio irreparable” (Acordada 29.508).  Este es un punto preocupante ya que al ser consultados los trabajadores respondieron en un 73, 5 % que los elementos de limpieza e higiene, más las medidas y elementos de protección en este contexto (barbijos, alcohol en gel, vidrios de separación con el público, mascaras); así como la distancia física (incorporando los baños, no solo las oficinas), no son los adecuados.

Registramos expresiones como: “Falta limpieza en el Juzgado, no dieron barbijos, es importante la distancia y que trabajen en cada oficina 2 personas como mucho”, “No hay elementos de limpieza, no hay barbijos ni guantes, hay un solo baño para todos/así. No hay un Blindex en los escritorios como en los bancos,”,   ”Es imposible que una sola persona desinfecte el tribunal solo” “Fueron a desinfectar la oficina y solo desinfectaron el despacho”.   Temas todos que requieren urgente respuesta.

Al preguntar por medidas que plantearían, las respuestas se concentraron en la higiene en general, baños y las medidas específicas que se requieren en esta pandemia, unido a la falta de personal en algunas áreas: Aseguraron que las acciones deben ser constantes y debe haber un monitoreo permanente para asegurar su cumplimiento y abastecimiento de insumos.  Sumado a ello, propuestas de formas organizativas. Seleccionamos algunas: “Es imposible que una sola persona desinfecte el tribunal solo” “Porque donde estoy no tengo ordenanza” “Debido al cambio constante de gente y al tocar los mismos materiales que los profesionales estamos siempre expuestos”, “Que se tome la temperatura[1] al ingreso de cualquier persona y que el palacio sea desinfectado a conciencia ya que nunca dejó de haber gente

[1] 15 d.- a la Oficina de Higiene y Seguridad: la adopción inmediata y sin dilación de todas las medidas necesarias a los efectos de garantizar condiciones sanitarias seguras para las personas que continúen concurriendo a las instalaciones del Poder Judicial, entre ellas el control de temperatura corporal al ingreso a las mismas.

y que además todos los fueros están trabajando ahí” ”Nunca los lugares de trabajo para los auxiliares fueron diseñados para que estemos cómodos. Nunca hubo higiene suficiente, siempre faltan elementos de trabajo, compartimos escritorios, silla, etc. Los baños son para ambos sexos, nunca hay elementos de higiene edilicia ni personal, estamos todos amontonados, tanto empleados como público, falta ventilación, las divisiones se realizan con madera y se vive con luz artificial., etc,etc,etc»,   “Propongo que se lleven a cabo estrictas medidas de desinfección y estructurales para protección de empleados y público”, “Habría que hacer equipos de trabajo rotativo en la forma de trabajar, para que los que corren riesgo de contagiarse por estar presentes sean unos pocos y luego roten con otros cada 15 días. Los demás trabajen desde casa, etc.”, “La entrega de barbijos, habilitar otro baño, colocar un vidrio o plástico en los escritorios” entre otras.

En definitiva, un listado de preocupaciones y alternativas planteadas que exigen respuestas.

3.5 Respecto a la capacitación prevista: la acordada 29.502 plantea que se realice la capacitación por intermedio del Centro de capacitación propio de la SCJ, y la 29.508 determina la coordinación del mismo con la Dirección de Informática en lo pertinente a capacitaciones del personal y usuarios.

Este es otro punto central que presenta la encuesta ya que la mayoría responde que no fueron capacitados, con los riesgos que conlleva a nivel de salud propio, de los familiares y personas físicas atendidas, así como de los procesos legales implicados. Las respuestas obtenidas muestran las dificultades que atraviesa el Poder Judicial a la hora de definir las nuevas formas de cumplir con su rol.

3.6 Garantía de acceso a la justicia.  En estos momentos era fundamental consultar la opinión de las/los que ponen el cuerpo diariamente, sobre la valoración y evaluación del modo y organización del trabajo en tiempos de pandemia.  Se obtuvieron resultados cuantitativos en los cuales la mayoría respondió que no considera que se respete el acceso al derecho a la justicia de todos y todas.

Las respuestas están divididas: Un 47 % sostiene que sí y un 53% que no.

Las explicaciones positivas se fundamentan en:

  • El trabajo y en la organización lograda “Lo vi organizado.”
  • En la posibilidad de dar curso a las urgencias “Se toman causas graves y urgentes, las denuncias por violencia de género se toman en forma presencial. El resto de las causas solo por internet”, “Porque hay juzgados de turno y atienden al público.”
  • Vale destacar que la mayoría de las respuestas positivas no se fundamentan.

 

Las respuestas negativas se basan:

  • en general, en la concepción limitante de urgencias frente al derecho, en temas de criterios a fin de clasificar las urgencias «Pero hay que ser muy criterioso para ver lo que es urgente o no”
  • en que las nuevas formas de trabajo no están siendo aplicadas en todos los fueros: “Sólo hay que enfocarse en las distintas ramas del derecho y verán que no todas están funcionando
  • en términos de limitaciones para el acceso y uso igualitario de la tecnología de quienes solicitan la intervención de la justicia: “Es muy difícil, porque la gente que no tiene internet o no tiene un nivel promedio de educación, se encuentra limitada en este momento, para acceder al derecho de justicia. Desconocen como es el mecanismo…y no hay quien se los explique”
  • falta de personal

 

En general las mayores preocupaciones de las y los trabajadores por los límites de acceso al derecho en estos tiempos de pandemia vienen de Familia, DDHH, Priv. de la Libertad.

  • TELETRABAJO

4.1 Condiciones materiales para el teletrabajo

Un 70 % de los encuestados (161 personas), manifiesta contar con dispositivos con las características necesarias para el teletrabajo y conectividad ágil.

A los que contestaron que no, les preguntamos si el Poder judicial les brindó los equipos necesarios, respondiendo un 96% que no.

 

4.2 Tiempo de trabajo:  A veces es matutino o vespertino/nocturno, algunos contestan en ambos horarios, turnos rotativos, con guardias, aleatorios y otros colocan fulltime. No obstante, el 67% responde no tener horario previsto. Las respuestas indican que no hay horarios fijos.  Los horarios actuales cubren un amplio espectro, lo cual indicaría una disponibilidad diaria constante en varios sectores encuestados.  Si bien esto podría ayudar a auto organizarse, implica a la vez estar todo el tiempo disponible.  Es importante agregar los problemas referidos respecto a los equipos disponibles, señal, y expertise requerida por temas laborales.

Los sectores más exigidos que relevamos a partir de las respuestas recibidas son: Dirección de la Mujer, CAI Trabajo social, Informática, UFI Automotores, UFI Correccional, UFI Robos, Homicidios, Concursal, Dirección de Contabilidad, Cámara Laboral y varias Oficinas Fiscales, entre otros. Esta situación estaría indicando una sobrecarga laboral y por lo tanto una modificación de hecho en las condiciones laborales.

4.3  En el marco de la pandemia las casas se transforman en oficinas, escuelas, gimnasios, lugares de recreación y trabajo compartidos.  Esto motivó una serie de preguntas que completan las condiciones materiales del 4.1

Relevamos que un 59.6 % comparte sus dispositivos con sus convivientes; pero en general están disponibles en horario laboral, excepto para un 14% que tiene dificultades.

Los espacios para trabajar son otro condicionante. Un 40%  no cuenta con espacios silenciosos para desarrollar su tarea dado que: las casas son chicas, o los integrantes, cohabitando en cuarentena, la tornan pequeña; las familias están compuestas por integrantes de distintas edades y son diversos sus requerimientos (niños y adolescentes): “Vivimos solas con mi hija en una casa chica, no tengo posibilidades de concentración sin interrupción”; “Vivo en una casa chica y los espacios los compartimos con los demás integrantes de mi grupo”; “La computadora es compartida con los miembros de mi familia, trabajo y tareas escolares.”; “ El único lugar donde tengo buena señal de Internet es el living/comedor donde están permanente mis hijos pequeños”,

Cuando se logran ubicar en un espacio silencioso puede que no cubra la señal de wifi, etc.: ”La señal de wifi no alcanza a mi habitación donde sería silenciosa”“No tenemos una oficina o sala a tal fin” Estas condiciones dificultan que el trabajo sea desarrollado en forma óptima, lo cual podría implicar importantes niveles de estrés para cumplir con las tareas asignadas.

4.4 La mitad de las/los trabajadores fueron convocados a realizar el teletrabajo desde un primer momento y el 50 % restante con posterioridad.

En algunas áreas se organizaron desde el principio, no obstante, luego se convocó a otros trabajadores porque estaban en determinadas áreas o tenían conocimientos específicos en áreas neurálgicas: “Por tener conocimiento en familia, tutelar y básico en informática, tener equipo y buena conectividad”. O aceptaron ser voluntarios: Buscaron voluntarios para cubrir tareas extras”” “Por necesidad laboral”, “Por necesidad de ayudar a los ayudantes fiscales porque estaban colapsados de trabajo”

4.5 La mitad del personal obtuvo una explicación clara de su tarea y función a través del teletrabajo.  Nuevamente registramos un alto porcentaje de trabajadores que no cuentan con explicaciones claras para desempeñar su tarea.

4.6 Las interconsultas entre compañeros de trabajo asume un lugar protagónico, el 70 % aporta no solo el trabajo sino “la oficina virtual a casa” realizando las consultas con sus compañeros de oficina. Consultar y compartir dudas, transmitir novedades y unificar criterios son las razones que dan cuenta de estas interconsultas en el teletrabajo. Para estas interconsultas, refieren los encuestados utilizar: Facebook, celulares y Skype.

4.7 Respuesta en términos de acceso ciudadano a la Justicia

El 54 % respondió que en estas condiciones no se está garantizando. Las cifras se asemejan a los resultados obtenidos en el punto 3, siendo unos puntos mayor el porcentaje de quiénes creen que no se está asegurando el acceso igualitario. Los fundamentos  refieren a la desigualdad social frente a las condiciones de pobreza que impiden acceso y uso de  dispositivos tecnológicos: “Los pobres no tienen acceso la tecnología necesaria”, “Xq quien no tiene una compu o cel no puede denunciar”,

  • Por falta de información y canales por parte del Poder Judiicial: “El poder judicial no ha actuado con rapidez para habilitar herramientas de acceso a la justicia no-presenciales”, “Se le complica mucho a la gente averiguar la forma de trabajo y como obtener respuestas”, “Esta limitado, menos personal, menos recursos, los jueces de guardias muchas veces no atienden los teléfonos, muchas denuncias se dejan en pausa para tratar de resolver lo más urgente, es imposible que todos tengan un acceso igualitario a los sistemas de justicia ante esta situación particular que afronta el mundo”., “Muchas personas no están siendo atendidas en muchas áreas porque para algunas personas las urgencias de estas personas no son urgencias para los responsables del Poder Judicial”
  • Por practicas y hábitos adquiridos:. “Porque hay personas que no entienden de informática (publico) y solo se sienten tranquilos haciendo denuncia presencial”,

Mientras el restante 45% fundamentó que se aseguraba el acceso igualitario a la justicia porque

“Los escritos urgentes han ingresado. Al menos en infancia.”, “La ciudadanía puede acceder,

porque se cumple con el trabajo.”, “Hay medios para denunciar situaciones de urgencia. Se atiende lo urgente y necesario”

4.8 Propuestas.

Se solicita acceso a sistemas: “Acceso al MP desde nuestras computadoras.”, “Que se los active el sistema MP a los auxiliares que somos los que todos los días ponemos en marcha..” la solidaridad y la voluntad de algunos trabajadores se manifiesta; se solicita también el mejor uso de los recursos y solicitan provisión de equipos,  conectividad  y programas para realizar el teletrabajo: “Qué nos provean equipos de trabajo en el hogar y posibilidad de contar con los programas que usamos en el Poder Judicial, cómo el Iurix.” “Proporcionar equipos adecuados de trabajo”, “Que se nos otorguen los equipos necesarios. En mi caso tuve que instalar un sistema operativo nuevo en mi notebook (pagando a un informático). Y tengo q utilizar mi teléfono móvil como webcam y como micrófono porque mi notebook no posee. Cuestión que se me ha hecho difícil estar a la par de mis compañeros de tele trabajo”

Otros/otras trabajadoras hacen referencia a la organización del trabajo: “Grupos que realicen tareas específicas, por ejemplo instruir cada una de las fiscalías. Inevitablemente es necesario una guardia mínima de al menos un auxiliar en el turno mañana y otro en el turno tarde en la oficina”

“Debe haber una coordinación urgente con los equipos tutelares, sobre todo los auxiliares, teniendo en cuenta ubicación geográfica e insumos para coordinar un protocolo de violencia.”, “Acceso remoto a MP para los auxiliares posibilidad de instrucción de causas anteriores a la cuarentena desde nuestros hogares”, “Posibilidad de tomar denuncias de casos graves por Skype o videollamada”.

  • GUARDIA PASIVA

En general las indicaciones normativas son: Todas las dependencias funcionarán con la estructura mínima e imprescindible que las autoridades a cargo designen para atender estrictamente las urgencias. El resto del personal no abarcado por las licencias dispuestas por la Acordada N° 29.501 y por las resoluciones de presidencia dictadas en su consecuencia, estará en guardia pasiva y podrá ser afectado en cualquier momento por la autoridad que corresponda, debiendo encontrarse disponible y con los teléfonos encendidos en el horario de trabajo. Asimismo, a las personas exceptuadas de concurrir, conforme la normativa referida, podrán asignárseles funciones que puedan desempeñar desde su domicilio, debiendo encontrarse disponibles en el horario de trabajo y con los teléfonos encendidos, para el caso de que sus servicios sean requeridos.” (Acordada 29508 la negrita es nuestra).

5.1 Las obligaciones a cumplir están claras para la mitad de los trabajadores, mientras que para la otra mitad no, más allá de la letra de la acordada citada, hecho totalmente entendible en el marco de estos tiempos complejos, dolorosos, con mucha y variada información y con normativas reformulándose continuamente.

Este dato guarda estrecha relación con que el 70 % indica no haber sido informado de las actividades que debía cumplir en esta crisis. Desconocimiento que puede generar incertidumbre, confusión y angustia. En Codefensoría, Mantenimiento, Gestión Tributaria, entre otros, son los lugares donde se registran más respuestas de trabajos de guardia pasiva.

Las respuestas indican que están disponibles en su mayoría (69.3%) en el horario habitual, mientras que un 7,1 % manifiesta que la carga horaria es mayor. Focalizamos en los lugares de trabajo que estarían más exigidos y requieren de soluciones urgentes: Familia, Ministerio de la Defensa, Codefensoria, Mantenimiento, Juzgado de Familia, CAI Trabajo Social.

5.2 El 64 % de los encuestados manifiesta que en el marco de la pandemia no se asegura el acceso igualitario a la justicia, cifra mayor a la obtenida en los otros dos tipos de trabajo.

  • Razones y fundamentos de los que responden que se centran en:

Los límites de la circunstancia especial que atravesamos: “La gente no puede seguir con sus trámites, los cuales necesita”: “Está limitado a casos muy excepcionales que se evalúan al momento de cada persona que expone situación actual en casos de violencia familiar”

La accesibilidad según clases y sectores sociales: “Algunos tienen más posibilidades que otros de acceso”, “Todos no cuentan con acceso a tecnologías y tampoco saben utilizarlas”,

Organización del trabajo: “Falta realizar tareas que son importantes”, “Y es difícil determinar que situación es urgente y cuál no”, “Porque no se dieron pautas claras para acceder a la justicia como ciudadano”

Es de destacar que las mayores preocupaciones de las y los compañeros se centran en Familia.

  • Razones y fundamentos de los que responden afirmativamente, se centran en

Respuestas laborales atendiendo a las normativas vigentes: “En nuestro tribunal se han asegurado de poner a disposición los medios de comunicación con los que se cuenta frente a cualquier urgencia que pueda presentarse en el marco de nuestra competencia”; “Las urgencias se atienden, al menos en mi área porque hay un protocolo de actuación” “Porque si bien es guardia pasiva, en caso de urgencia, hay teléfonos para comunicarse en caso de necesitar hacerlo (juez, secretario)”

Aclaración necesaria:

Una respuesta resaltó su disconformidad con la pregunta: “Pregunta formulada erróneamente hay cuarentena obligatoria, son situaciones especiales no es lo mismo un juzgado penal que uno familia que uno civil”

Tal vez sin registrar que aún en tiempos de pandemia, entendemos las diferencias, pero las urgencias y situaciones especiales deben ser para todos y todas, sin restricciones, y eso queríamos relevar.

5.3 Propuestas:

Se registran las mayores cantidades de respuestas en este grupo que se encuentra preocupado por los compañeros que están haciendo tareas desde la presencialidad y el teletrabajo.  Es así que solicitan: “Mayores cuidados para aquellos compañeros que deben estar haciendo trabajo presencial, provisión adecuada de elementos de desinfección”, “No se aseguró el servicio de limpieza para los que deben seguir trabajando en sus oficinas (muchos compañeros ordenanzas estaban dentro del grupo de riesgo), ni se brindaron insumos para el resguardo de la salud de los compañeros como se había mencionado en las acordadas (mascarillas, alcohol, lavandina, etc.)”. Se suman planteos de desinfección de expedientes y espacios así, como su ventilación y pedidos de toma de fiebre al ingreso al edificio. El miedo a las represalias son parte de los datos relevados.

Un pedido que adquiere especial relevancia que involucra al acceso a la justicia: “Claridad en las disposiciones respecto a la afectación o desafectación para prestar servicios, la acordada 29.508 es poco clara y peca de exceso…” , ” Hacer un instructivo básico para que las personas que no manejan internet puedan saber el correcto uso. Que ese instructivo sea informado por los medios de comunicación. Y que el contacto con la victima sea sugerido por la o el denunciante con horario y fecha para que pueda estar atenta al llamado.”

El teletrabajo es un eje de debate: Algunos proponen el teletrabajo para evitar contagios, pero otros se oponen taxativamente “No al teletrabajo”, “Agilizar las herramientas virtuales. Empezar a atender más a las cuestiones de salud de los empleados y no tanto a la presión de abogados y económicas”

Formas de trabajo: “Que trabajemos, juez (obligatorio a las 7.30) secretario, pro (7.30) 1 jefe un auxiliar de M.E. y  un Auxiliar en secretaria…y trabajar alternados, todos los empleados no solo los q no tienen hijos. Es injusto para ellos…y atender de 2 profesionales x tiempo…”, “Trabajo normal con los escritos mandados por correo y concurrencia a tribunales solo para audiencias”, “Modificar las infraestructuras de tribunales. Sobre todo mesas de entradas. Limitar el ingreso de profesionales…”, “Recepción de causas y documentación hasta las 9:30hs. Por orden de llegada y en número limitado Mayor información en cartelerías y propagandas de radio y tv. Que el móvil judicial no ande en esta villa cabecera sino en el secano o desierto de Lavalle y otros departamentos

El día después es una preocupación fuerte: “Levantar la cuarentena sería una masacre. En Las Heras estamos hacinados.”, “….. Luego de la vuelta a la actividad, citar al personal a trabajar de forma alternada (día por medio) para evitar la aglomeración. Atención de profesionales de acuerdo a su número de matrícula. De ser posible con previa autorización notificada al profesional de manera electrónica. Atención al público (no profesionales) solo mediante citación electrónica o con turno electrónico”, “Trabajo presencial, con control de ingreso de profesionales y control de ingreso de causas”, “Que una vez concluida la cuarentena, se trabaje con grupos reducidos de personal, por ejemplo, un magistrado, un secretario, un jefe de mesa y un auxiliar y atendiendo solo lo urgente y pronto a vencer en plazos civiles; con acceso a la mesa de entradas de a un profesional. De tal modo se trabajaría en turnos y sin conglomeracion de personas. Según evolución de la pandemia”

Finalmente algunas reflexiones que ponen en perspectiva estos análisis: ”Abolir el capitalismo, y comenzar con una sociedad más igualitaria, con respeto a la naturaleza. Por lo tanto que renuncien o sacar a les jueces misóginos y fachos. Incluir por voto directo a magistrados con perspectiva de género, ecológica y de DDHH”.

 Conclusiones:

Para GARANTIZAR LAS CONDICIONES DE TRABAJO EN EL MARCO DE LA PANDEMIA se torna urgente proteger a los compañeros y el trabajo que están realizando en las distintas formas, por ello estamos recorriendo los distintos espacios laborales en forma presencial, con los protocolos sugeridos, y aplicando esta encuesta que nos permite poder “ver, analizar y actuar” en situaciones a corto y mediano plazo.  De estas acciones puestas en marcha podemos afirmar:

  • La tarea Presencial (con y sin atención de público): Relevamos los problemas que habría que atender de forma inmediata, sus condiciones sanitarias y de distanciamiento físico, así como la falta de información (total o parcial) sobre los requisitos sanitarios, las tareas concretas a realizar y su organización. Entendemos que se ha debido responder en forma urgente a las necesidades más inmediatas, pero debemos puntualizar los lugares y sectores más requeridos y acordar los protocolos de trabajo y sanitarios específicos.

Revisar la cantidad de personal para que el número sea el mínimo necesario de tal manera de respetar las distancias entre personas y el aislamiento obligatorio. Se requiere reorganizar viendo que los plazos se alargan y no hay lugar para la improvisación. Proveer de los insumos previstos, los arreglos de muebles (blindex, escritorios, etc.), para garantizar el distanciamiento físico requerido en la atención exclusivamente de las urgencias.

A ello se suma que tienen un promedio de edad en el que se registran la mayoría de los contagios, los cuales son transmitidos a la familia y público en general, con las consiguientes consecuencias que se tratan de evitar.

Garantizar el cumplimiento de protocolos y asegurar las condiciones materiales óptimas y seguras en las que se desenvuelve el trabajo de los que realizan la actividad en forma presencial son el foco de preocupación y ocupación gremial en estos momentos.

En el Teletrabajo, aunque un grupo contaba y puso a disposición sus dispositivos y conectividad, se relevaron falencias en las condiciones materiales y la capacitación para desarrollar el trabajo, que habría que resolver en forma inmediata (lo cual muestra lo lejos que estamos de implementar estos formatos masivamente) aportando conectividad, equipos tutoriales, información y protocolos claros de actuación. Asimismo, como expresamos en el anterior punto, entendemos que fue necesario dar respuesta en forma urgente, pero debemos puntualizar los lugares y sectores más requeridos y acordar los protocolos de trabajo. Revisar de la cantidad de personal en teletrabajo para que no se sume la sobrecarga como otro problema adicional. Se requiere reorganizar, viendo que los plazos se alargan y la falta de dar respuestas organizadas desde la justicia ya no es viable.

Cambiaron las condiciones de trabajo (es otro trabajo), ´por tanto urge regular los horarios, tareas y funciones en el marco paritario,  de modo presencial o virtual.

  1. Respecto a la Guardia pasiva: es el sector en el que la falta de información es mayor. Es el grupo en el cual se encuentran los compañeros y compañeras con las licencias por enfermedades preexistentes, mayores de 60 años, padres y madres al cuidado de sus niños y los que no se convocó en esta instancia.  Por ello requerimos precisiones a fin de llevar tranquilidad por lo menos en lo que a lo laboral compete, y no añadir angustias innecesarias.

La acordada 29.508 preveía, en el marco de la emergencia sanitaria por el COVID- 19, organizar el trabajo presencial, el teletrabajo y la guardia pasiva. Los objetivos: “brindar los medios idóneos de protección y las mayores garantías en defensa de derechos de todas las personas. Este deber de garante rige, especialmente en el contexto vigente, respecto del derecho a la salud de todas las personas, y también en relación con los derechos de acceso a la justicia y a la obtención de resolución en plazo razonable…” Y agrega que en orden a los cambios que se vienen efectuando en cuanto a las políticas de incorporación y uso de nuevas tecnologías en el trámite de los procesos de diversos fueros…” Ello permitirá, por lo demás, contribuir a la pretendida transición institucional de uso generalizado y definitivo de expediente electrónico, la firma digital y otras formas acordes de funcionamiento”

Del análisis efectuado observamos las falencias en su cumplimiento como así también en las posibilidades de acceso igualitario a la justicia en tiempos de pandemia.

Mientras redactamos este informe, nuevas acordadas y reglamentaciones surgen sin tomar nota de los problemas mencionados. Por lo que urgen respuestas a estos planteos, habilitando espacios de monitoreo permanente entre gremio y patronal para dar soluciones inmediatas.  Pero a la vez nuevas preguntas se habilitan, en esta siguiente etapa.

La acordada 29.511 cambia sustancialmente varias circunstancias que pueden llevar, así como en gran parte del país, a ir en una dirección contraria de lo que recomiendan los especialistas de salud, en desmedro de la salud de los compañeros y a favor de los grupos financieros, y de los abogados. Ese sector no es homogéneo por supuesto, pero quienes trabajan en los fueros como Familia y Penal son los menos, pues el ingreso por ese trabajo es bastante bajo respecto a civil, paz, laboral, y concursal.

Para finalizar debemos decir que desde el Gremio nos hemos propuesto acompañar a los trabajadores y trabajadoras en este periodo especial de cuarentena. Teniendo presente que todo cambio en las condiciones de trabajo supone acuerdos entre patronal y trabajadores, vamos a exigir el urgente llamado a paritarias a fin de discutir no sólo salarios sino condiciones de trabajo.

La próxima semana realizaremos una nueva encuesta con el fin de monitoriar cómo se sigue desarrollando el trabajo, teniendo en cuenta las ampliaciones de la última acordada.

Esperamos la participación de todos y todas para juntos construir condiciones de trabajo dignas al servicio de un sistema judicial sin excluidos.

 

 

 

Compartir
Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial